quatar gana copa asia

Catar es la flamante campeona de la Copa Asia

Hector Nuñez
Hector Nuñez

¿Quién soy? Pues según mi pasaporte, soy Héctor Núñez y según lo vivido, soy periodista y marketero.

Facebook
Twitter

Catar es la flamante campeona de la Copa Asia. En la edición que se celebró en sus fronteras, el combinado de Tintín Márquez no le dio opción a Jordania en la final y se impuso por 1-3. Todo gracias a los tres goles de Akram Afif. Marcó un ‘hat trick’ de penalti. El subcampeón apenas tuvo opciones reales de pelear por el título hasta el final pese al tanto de Yazan Al-Naimat con el que igualó la contienda en la segunda mitad.

De esta manera, la nación que albergó el pasado Mundial de 2022 y no consiguió superar la fase de grupos conquista su segunda gloria en la Copa Asia. De esta manera, empata el registro de Corea del Sur. Tiene una más que Israel, Kuwait, Australia e Iraq, aunque una menos que Arabia Saudí e Irán. Japón sigue al frente del palmarés con las cuatro ediciones que venció en 1993, 2000, 2004 y 2011.

Así fue la final: se decidió a base de penaltis

Contra todos los pronósticos en las apuestas en línea Codere, Catar y Jordania fueron las selecciones que consiguieron clasificarse para la final de la Copa Asia. Los campeones accedieron después de eliminar a Irán por 2-3, mientras que su rival sorprendió a Corea del Sur, la favorita después de la caída de Japón en cuartos de final. Ya en clave de partido, Akram Afif fue el encargado de inaugurar el luminoso desde los once metros batiendo a Yazeed Abu Laila.

Precisamente, la batalla por el título se decidió a base de penaltis. Antes de ello, Jordania consiguió igualar la contienda por mediación de Yazan Al-Naimat, quien silenció la euforia de los aficionados presentes en el Lusail Iconic Stadium, recinto en el que Argentina se proclamó campeona del mundo ante Francia. No obstante, dos acciones determinantes significaron dos penaltis más, que los aprovechó Akram Afif para sellar el 1-3 definitivo y la Copa Asia para Catar.

Pese a la presión sobre el colegiado, Ning Ma no dudó en decretar los tres lanzamientos fatídicos, que fueron bien aprovechados por el héroe de Catar. Akram Afif puede sentar un punto de inflexión en su carrera deportiva después de lo visto en el torneo. El atacante de 27 años milita en el Al-Sadd, pero quién sabe si sus actuaciones despertarán el interés de equipos europeos para la próxima temporada.

El camino de Catar hasta el título

Catar no ha tenido un camino de rosas hacia el título, pero sí que supo anteponerse a las circunstancias en su momento más tenso. Eso sí, su paso por la fase de grupos fue asequible. Debutó en la competición goleando por 3-0 a Líbano. Akram Afif marcó un doblete y Ali Almoez aportó a la primera victoria del combinado de Tintín Márquez. Acto seguido, superó a Tayikistán por la mínima gracias al tanto de Akram Afif a pase de Ali Almoez.

Y no conforme con ello, Catar le puso el broche a una fase de grupos inmaculada venciendo por 1-0 a China. El héroe de la tercera jornada fue Hasan Al-Haydos, quien aprovechó el regalo de Akram Afif, gran protagonista de la Copa Asia. Sin encajar y con pleno de victorias. La fase de grupos fue certera, pero teniendo en cuenta la inferioridad de sus oponentes. Hasta que llegaron los octavos de final.

Catar sufrió para derribar a Palestina. Oday Dabbagh adelantó a los visitantes, pero los anfitriones remontaron con los tantos de Hasan Al-Haydos a pase de Akram Afif… y Akram Afif. Catar se rindió en todos sus partidos a la figura de su gran líder. No tuvo un papel tan importante en el Mundial de 2022, pero sí supo marcar los pasos de su país hasta el título de la Copa Asia.

Ya en los cuartos de final, Catar llegó a la tanda de penaltis, donde superó a Uzbekistán por 3-2 en la lotería de los once metros después del 1-1 en el tiempo reglamentario. Los goles decisivos fueron anotados por Akram Afif, Sultan Al-Brake y Ró-Ró. Y en el escenario de semifinales apareció Irán. Sardar Azmoun adelantó a los rivales, pero Jassem Gaber y Akram Afif le dieron la vuelta al resultado. Alireza Jahanbakhsh empató de penalti y Ali Almoez anotó el 2-3 definitivo.

Ya en la batalla por la gloria, Catar se vio recompensada por la actuación arbitral, que decretó hasta tres penaltis a favor del anfitrión. Y Akram Afif no tuvo piedad con Jordania, a la que le anotó todas las penas máximas que golpeó. Es la segunda Copa Asia en el palmarés de Catar, que albergó la competición al igual que ya hizo en el Mundial de 2022, donde no pasó de la fase de grupos, donde se enfrentó a Ecuador, Países Bajos y Senegal.

Con la mirada en Afif

Akram Afif fue el gran protagonista de esta Copa Asia. La estrella de Catar no solo se proclamó campeona con su selección, sino que se convirtió en el máximo goleador del torneo con ocho tantos. Tres de ellos llegaron en la final, y de penaltis, ante Jordania. Además, igualó a Ali Jassim y Sardar Azmoun en la pelea por las asistencias con hasta tres pases decisivos de gol. Sin lugar a dudas, el mejor jugador de la competición.

Akram Afif es el típico extremo natural capaz de desenvolverse en lanza de ataque. Con pasado en la Liga Española al defender el escudo del Real Sporting, el catarí militó en las filas del KAS Eupen más allá del conjunto asturiano. Y, desde la temporada 2017-18, milita en el Al-Sadd de Catar, equipo que dirigió Xavi Hernández antes de recalar en el banquillo del Barcelona, equipo que dejará a final de temporada.

En el Real Sporting, su paso casi ni se notó. Apenas disputó 266 minutos y solo fue capaz de acumular dos tarjetas amarillas. Es decir, ni fue capaz de marcar ni asistir. A sus 27 años, Akram Afif se encuentra en el momento más maduro de su carrera deportiva. Pese a que está bien asentado en el Al-Sadd y es indiscutible ídolo nacional en su tierra, el fútbol europeo podría llamar a su puerta de cara al curso que viene.

Facebook
Twitter