Liga Mexicana de Baseball

Gracias México por emocionarnos en Clásico Mundial del Béisbol

Antonio de Valdés
Antonio de Valdés

Comentarista, atlantista, raider, diablo rojo y dodger. Contacto: adevaldesf@gmail.com

Facebook
Twitter

La Selección Mexicana de Béisbol ha escrito historia pura

México ha caído en las semifinales del Clásico Mundial de Beisbol ante Japón 5-6 y a pesar de eso, hay muchas cosas por las cuales darles las gracias a esta novena tricolor que luchó hasta el último out para seguir haciendo historia.

Gracias novena mexicana por ilusionarnos, por hacernos creer que todo es posible. Por unir a todo un país alrededor del diamante. Por hacernos gritar con cada batazo, con cada lanzamiento y con cada atrapada.

Por darle al beisbol un sentido de pertenencia que México hace mucho no tenía. Por hacer que niños y niñas se pusieran, por primera vez, de frente al televisor y vieran un partido del Rey de los deportes.

Por darles a los abuelos, ese partido que por décadas estuvieron esperando y que nunca perdieron la esperanza de que iba a llegar.

Por hacernos recordar por qué amamos este deporte y que a pesar de que hoy, tenemos millones de opciones para divertirnos, siempre terminamos volviendo al béisbol.

Gracias novena, porque tocamos el cielo con las manos. Por demostrarnos que juntos podemos ganarle a cualquiera y que si caemos, no necesariamente significa perder.

Porque sí, nos eliminó Japón, pero estoy seguro que el partido de ayer será la base que inspirará a los nuevos jugadores, a los nuevos narradores y a la afición que nos representará el día de mañana en un nuevo Clásico de Béisbol.

Gracias porque este deporte, por naturaleza nostálgico, hoy tiene un futuro prometedor.

Cuando eso pase, nos acordaremos de los Arozarena, de los Urías, de los Sandoval, de los Walker, de los Urquidy, de los Paredes, de los Barnes, de los Tellez, de los Meneses, de los Verdugo, de los Sessa.

Y por qué no, también de los niños de Williamsport, de los Valenzuela, de los Ávila, de los González, de los Castro, de los Castilla, del Mago, de Sonny y de tantos y tantos, que han pulido este diamante para que brille hoy más que nunca.

Gracias novena, muchas gracias por hacernos tan felices.

Facebook
Twitter