Dallas Cowboys superbowl

¡Este año tampoco fue “el bueno” para los Vaqueros!

Juan Pablo Farill
Juan Pablo Farill

Periodista desde 1998 📰📊Cronista #MLB #NFL #NCAA🎙Conductor

Facebook
Twitter

Ser aficionado a los Dallas Cowboys fue una de las bendiciones que viví durante la década de los 90s, ya que siendo adolescente sentí que mi instinto de la infancia en los 80s no me había fallado al elegir en ese entonces como mi equipo a una franquicia que ya era popular, pero que tenía un periodo de tiempo complicado.

En nuestra vida tenemos tres decisiones importantes que nos acompañarán -o al menos nos dejarán marcados-; la pareja con quien elegimos casarnos o formar nuestra familia, la profesión que decidimos estudiar para ejercer y vivir de eso el resto de nuestra vida, y el o los equipos que seleccionamos como nuestros favoritos.

A diferencia de las dos primeras donde uno ya es mayor de edad y se supone un poco más maduro o consciente en la toma de decisiones, generalmente al elegir a nuestro equipo favorito lo hacemos de niños hasta por cuestiones absurdas… y sí, es una decisión que para bien o para mal nos acompañará el resto de nuestras vidas.

Pero como todo en la vida, algunas veces la buena racha te sonríe, y en otras te abandona como a los aficionados a los Vaqueros de Dallas.

La mayor afición de la NFL

Conocido desde la década de los 70s como “El equipo de América” debido a su enorme y mayoritaria afición en Estados Unidos, en México la situación es muy similar, tanto, que solo necesitan un par de victorias importantes para que la mitad del país que le gusta la NFL esté esperanzada y la otra mitad pendiente de que pierdan.

Si bien en los 70s se terminó por cimentar una enorme afición, fue durante los 90s que el crecimiento en favor de este equipo explotó y con ello, animadversidad que hasta la fecha se vive.

¿Existe una maldición con la Estrella Solitaria?

Muchos pensaron que sí con la cuestión específica de Jimmy Johnson, pero se trató de exorcizar esta temporada y de poco sirvió.

Jimmy Johnson fue el Head Coach de Dallas en los 90s al llevarlos al bicampeonato en 1992 y 1993 con el equipo más joven de toda la NFL. Se suponía que nacía una de las mayores dinastías de la historia, pero justo cuando el equipo se reportaba preparado rumbo al tricampeonato, una serie de locuras del dueño Jerry Jones que terminó desacreditando a Johnson al decir que ese equipo con cualquier Coach sería campeón, provocaron la renuncia de Johnson.

Aunque al año siguiente con Barry Switzer se perdió la final de Conferencia ante 49ers y después se consiguió otro Súper Bowl frente a los Acereros de Pittsburgh, la realidad es que el equipo ya no era el mismo.

Esta temporada fue inaugurado el “Palco de honor” de Jimmy Johnson en el AT&T Stadium y la ceremonia fue más que emotiva junto con sus pupilos de hace 30 años que engrandecieron a la franquicia al convertirla en la más poderosa del mundo -por encima del Real Madrid o de los Yankees de Nueva York-… pero de poco sirvió.

¿Por qué se le complica a Dallas ganar en postemporada?

Aceptemos una realidad, desde hace más de 25 años los Cowboys no han sido el mejor equipo de alguna temporada, tampoco es como que pierdan siendo siempre los grandes favoritos en las apuestas deportivas. Lo que sí es que se magnifica por el enorme interés que despierta una vez que avanza a playoffs.

En la época de Tony Romo el equipo fue eliminado de manera increíble, con errores muy puntuales que ni siquiera le permitían avanzar un poco en postemporada… y ahora con Dak Prescott la situación no mejora.

La diferencia radica en que Romo quizá nunca tuvo la gran defensa que ha gozado últimamente Dakota.

¿Es Dak Prescott el hombre indicado para continuar como QB?

No, al menos esa es mi perspectiva. Prescott ya demostró que en temporada regular puede ser de los mejores, candidato a MVP y establecer todo tipo de marcas en la franquicia, pero Dallas requiere de un jugador menos “estadístico” y más ganador, como lo fueron Roger Staubach o Troy Aikman.

También hay que dejar en claro que estos Mariscales de Campo no se dan en maceta, hoy Dak Attack está entre los mejores 10 QB de la liga y es un tipo que le gustaría tener a más de 20 equipos en la actualidad… pero ya demostró que con los Cowboys no ganará.

¿Qué debe hacer Dallas para terminar su sequía sin títulos?

Ya confirmaron al Head Coach Mike McCarthy, así que por lo menos a corto plazo por ahí no es. A Dak Prescott le queda un año de contrato, no se pueden deshacer de él porque les impactaría enormemente en el Tope Salarial, así que lo mejor es seleccionar a un QB dentro de las primeras rondas.

La defensa es muy buena y joven, los equipos especiales también. Se trata de liderazgo y al final de cuentas este es un deporte en el que el Quarterback es la pieza central del éxito o el fracaso.

Facebook
Twitter